Acabo de tener otra experiencia algo desalentadora, parecida a la del año pasado (ver el blog de noviembre).

Esta vez ocurrió en Inglaterra, en una fiesta. Estaba hablando con unas personas y lo típico: “¿A qué te dedicas?” (ya que había dicho que vivo en España).

“Soy formador (utilicé la palabra, “trainer”).” A continuación, las dos personas me hicieron dos preguntas: “¿Cómo … personal, fitness?” y “¿De perros?”

Expliqué que alguna conexión con el mundo canino sí hay, cuando César Millán (El Encantador de Perros famoso) dice que él rehabilita perros y adiestra a las personas. Anita Roddick, la co-fundadora del Body Shop, dijo que la formación (“training”) es algo que se hace a los perros.

En qué hora habré dicho eso porque me costó bastante encarilar la conversación. ¡Cómo damos las cosas por hecho! Llevo toda mi vida profesional poniéndome delante de grupos.

Me hice una proposición: perfeccionar mi discurso de 30 segundos (“elevator speech” en inglés).

Comparte esta entrada: