¿Qué podemos aprender de nuestras reacciones a la Tormenta Filomena que golpeó a España en enero 2021? Una conclusión mía es que me siento cada vez mejor sabiendo que no puedo controlar practicamente nada.

Comparte esta entrada: