Ser daltónico tiene sus frustraciones.

Voy a comprar unos rotuladores Edding y encima del mostrador en la papelería había un montón.

Le pregunto a la persona atendiendo: “¿Qué colores tenéis?” Una mirada de sorpresa. “Todos estos.”

Si haces una pregunta no adecuada …

Comparte esta entrada: