Estuve detrás de un conductor que aceleró cuando se acercaba a una rotonda. La persona que venia en la otra dirección, girando además con intermitente puesto, tuvo que parar (bastante indignado). Medio minuto más tarde el conductor que seguía cruzó una linea continua para adelantar a un bus que recogia pasajeros.

Hay un dicho que viene del mundo de yoga: “La manera en la que haces una parte es la manera en la que haces un todo.”

Tengo mis dudas sobre la frase porque parece que justifica nuestra tendencia de etiquetar a las personas despues de una acción (“mira ese idiota”) y la próxima cosa lo confirma.

Desgraciadamente en este caso parece ser verdad.

Comparte esta entrada: