En el cuestionario previo a un curso una persona, en respuesta a la pregunta:
¿Cómo sueles preparar tus presentaciones? Piensa en los pasos que sigues.
escribió:
“No suelo dedicarle demasiado tiempo a la preparación de la presentación en si. Casi todo el tiempo lo empleo en la preparación del contenido.”

¿Qué significa “presentación” en este caso?: Diapositivas. Nadie daba al nombre de “presentación” a las transparencias que utilizábamos hace años. Eran soportes visuales, “transparencias.”

Microsoft ha hecho, desafortunadamente, un trabajo genial en influir en el vocabulario que se emplea hoy en día…. y en las prácticas de las personas.

Hace poco, leí un articulo sobre Netflix in The Guardian. El periodista describió un evento de 2009, para futuros empleados, como un “pase de diapositivas.” Luego, relató que Netflix “actualizó y acortó el documento.”

Es la primera vez que he visto a alguien describir, en mi opinión correctamente, lo que muchos otros llamaría una “presentación.” Muchas veces las ‘presentaciones’ son nada más y nada menos que ‘pases de diapositivas’ o (una práctica impulsado por las grandes consultoras) ‘informes proyectados en paredes’.

Comparte esta entrada: